Nutrición INTELIGENTE

El Comer para estar Activo

Ya le han explicado los beneficios de hacer ejercicio una y mil veces y también sabe qué debería hacer, pero es tan fácil poner excusas. "Se está tan agusto en el sofá", "Ponen mi programa de televisión favorito" o "Hace tan mal tiempo".

Ya hemos escuchado antes todas estas excusas, así que, ¿cómo conseguir (y mantener) la motivación para levantarse y empezar a hacer ejercicio con regularidad?

  1. Plan.
    Llevar un estilo de vida ajetreado puede complicar el pensar en dejar un espacio para la práctica de ejercicio diario. Convierta el ejercicio en una prioridad y planifique después su rutina diaria. No lo deje como opción. Una vez planificado el ejercicio, empezará a disfrutar practicándolo. Por ejemplo, si le resulta difícil levantarse de la cama por las mañanas, no trate de hacer ejercicio en ese momento, pruebe a la hora de la comida o después del trabajo.

  2. Prepárese bien.
    El primer paso, con frecuencia el más difícil, es ponerse el chandal y las deportivas. Una vez vestido le resultará mucho más fácil ponerse en marcha. Disfrútelo como una novedad. Es sorprendente cómo un nuevo par de zapatillas para correr, una nueva equipación o cualquier aparato o complemento pueden animarle a "empezar a usarlo". Además de que verse y sentirse estupendo. 

  3. La variedad es fundamental.
    Cuando salga a correr o a montar en bicicleta, cambie la ruta. Si nada y el tiempo acompaña, hágalo en una piscina al aire libre en vez de en una cubierta. Mantenga el interés por cambiar de ejercicios cuando entrena para no aburrirse. El gimnasio se puede convertir rápidamente en algo tedioso, así que, si es asiduo a un gimnasio, intente practicar actividades al aire libre de forma ocasional.

  4. Hágalo social.
    Haga ejercicio con sus amigos, páselo bien y se mantendrán motivados mutuamente. Recibirá su apoyo y obtendrá resultados positivos, ¡haga que sea una experiencia divertida! Como alternativa, pruebe las clases de fitness en grupo o únase a un equipo de su localidad. Si intenta competir, participar con equipos deportivos es ideal. Como lo es hacer ejercicio con alguien mejor que usted ya que le estaría obligando a dar más de sí para mantenerse al día.

  5. El arte de la distracción.
    Hacer ejercicio mientras escucha música o charla con los amigos le mantendrá distraído. Probablemente se dará cuenta de que hará ejercicio durante más tiempo o de que terminará más rápido de lo que pensaba. Si está en casa, trate de hacer ejercicio mientras mira televisión o durante la pausa de publicidad.

  6. Establezca metas realistas.
    Es posible que no planee correr una maratón aunque es importante tener metas y llevarlas a la práctica para mantenerse motivado. ¡Pero sea realista! No haga cosas que estén demasiado por encima de su nivel o que sabe que nunca logrará. Escríbalas y recuerde revisar la lista con regularidad a medida que vaya mejorado su condición física.

  7. Recuerde darse una recompensa.
    Podría estar corriendo un kilómetro de más o controlando un par de kilos extra, según alcanza sus metas personales y se siente satisfecho con su rendimiento, dése una recompensa. Podría darse un día de descanso o comprar un nuevo par de pantalones vaqueros. Siéntase orgulloso de sí mismo.

Recuerde siempre la sensación que tiene después de hacer ejercicio, las endorfinas pululando por su organismo, se siente saludable y contento consigo mismo. La próxima vez que esté pensando en saltarse una sesión, recuerde esta sensación y ¡póngase en marcha!

QUE LE OFRECEMOS!

Consulta

CONTROL DE PESO

Energía

Forma Física

Nutrición

Objetiva

Personal

La línea de Cuidado

 

Hagase su Estudio Gratuito